quiero una página web

Quiero una página web. ¿Por dónde comienzo?

Con frecuencia me he encontrado con este tipo de preguntas por parte de algunas personas a las que les he comentado a qué me estoy dedicando. Luego de conversar un rato con ellas me doy cuenta que algún aprovechado se ha valido de su desconocimiento y le ha sacado un buen dinero. Pues bien, a continuación trato de explicar con palabras de a centavo cómo comenzar en este tema, además de lo básico para que sepas qué esperar en cuanto a lo que pagas para así evitar que te quiten tu dinero.

En primer lugar, conviene aclarar que, a mi entender, no se trata de tener una página web sino un sitio web, que a su vez, está formado por varias páginas web.

En segundo lugar, te sugiero que te preguntes ¿para qué quieres un sitio web?, ¿qué quieres obtener de él?, ¿estás consciente que tener un sitio web tiene un costo, bien sea de tiempo, dinero y trabajo o la combinación de éstos? También es importante que definas si ese sitio web es de carácter personal, profesional o empresarial. Y lo más relevante, ¿qué tan dispuesto estás a trabajar (o pagar para que trabajen) en ese sitio web?

Aquí es importante hacer un paréntesis para agregar que hacer un sitio web sin obtener un beneficio de éste es, simplemente, perder el tiempo; el tiempo es dinero (bien original que soy), o sea, que sería botar el dinero.

Así, si vas a iniciar este viaje, es importante que pienses que siempre debes perseguir un beneficio. Si estás en “cero” en estos temas, tu objetivo debería ser, como mínimo, el aprendizaje. De esta forma, por lo menos, cuando decidas invertir en tu sitio web “formal” podrás hablar con propiedad con la gente que “sabe de esto”, no te meterán el dedo en la boca y se no quedarán con tu dinero sin que obtengas lo que has pagado.

Una vez definidos esos interrogantes, es bueno que sepas también lo básico a nivel técnico. Lo primero es saber que las páginas que componen tu sitio web son documentos (como de Word o Excel) de tipo HTML, pero no te preocupes por esas siglas que no vamos a ahondar en eso. Lo cierto es que esos archivos tienen que estar ubicados en un equipo, que es un servidor web, y ofrece un servicio de alojamiento para tu dominio.

El alojamiento, “hosting u hospedaje web”, es un servicio que contratas a un proveedor, generalmente en forma anual, que te permite almacenar todo tipo de archivos en un servidor de su propiedad y que está conectado a Internet. En otras palabras, te alquilan un espacio de sus servidores para alojar los archivos de tu sitio web para que éste esté disponible en la Internet.

Antes también mencioné el dominio. El dominio es un nombre único que identifica tu sitio web en Internet. El nombre de dominio viene acompañado de una extensión que puede ser comercial (.com), organización sin fines de lucro (.org), o de cualquier otra característica cuya explicación no viene al caso en estos momento, pero que puedes ser .net, .tv, .info, .biz, etc.

También hay extensiones asociadas a un país tales como .es (España), .cl (Chile), .uk (Reino Unido) o en nuestro caso, .com.ve (Venezuela). De todo esto viene algo así como tupagina.com o tusitioweb.com.ve, que es el nombre o identificador único de tu sitio web.

Con respecto al tema de hosting y dominio es bueno que sepas que si estás pensando en un sitio web que te produzca beneficios, ya sean económicos, contactos, reconocimiento o lo que sea, tienes que invertir. No creas en ofertas “baratonas” ya que las 3B (Bueno-Bonito-Barato) no existen en este mundo. Tampoco creas en “beneficios ilimitados” ya que no hay recursos infinitos en este medio.  Recuerda que todo debe estar almacenado en un disco duro y ¿conoces discos duros infinitos? O alguien debe hacer el trabajo y ¿conoces a alguien con más de 24 horas disponibles en un día?

Finalmente, además del hosting y el dominio, está el contenido del sitio y se refiere al conjunto de todos los elementos de datos e información que conforman cada página de tu sitio. En este apartado se encuentran todo lo que son los textos, las imágenes, los vídeos, los sonidos y demás elementos funcionales de tu sitio web, tales como menús, formularios de contacto, campos de búsqueda… en fin, toda la información que está en cada página es el contenido de tu sitio.

El contenido “se pone” dentro de cada página a través de su codificación en un lenguaje de manejo de híper texto, conocido como HTML. Esto la hace, generalmente, un programador web que se encarga de “echar” código.

También están los sistemas para gestión de contenido, que según  Wikipedia:

“Un sistema de gestión de contenidos (en inglés: Content Management System, más conocido por sus siglas CMS) es un programa informático que permite crear una estructura de soporte (framework) para la creación y administración de contenidos, principalmente en páginas web, por parte de los administradores, editores, participantes y demás usuarios”

En otras palabras, un programa que te permite crear, modificar y/o eliminar contenido de tu sitio web sin que tengas que ser un programador web. Los CMS más populares son WordPress, Joomla, Drupal, Magento, Blogger y Shopify. Más del 60% de los sitios web están hechos con CMSs.

En mi caso en particular uso WordPress. Es el más usado en la mayoría de sitios web, tiene casi un 30% de dominio del mercado, gratuito, de código abierto (es una ventaja que no es materia de este post, pero es una ventaja), fácil de instalar, cuenta con muchas plantillas y complementos que están es constante mejora y siempre se están actualizado, tanto el propio WordPress como sus complementos. En fin, es el más ventajoso.

En resumen, quiero que te quedes con las ideas básicas de este tema:

  • Para tener un sitio web necesitas un hosting, un dominio y un contenido. No te dejes engañar a la hora de contratar el hosting y asesórate con alguien del área antes de hacerlo. Tienes mi e-mail para hacer cualquier consulta al respecto.
  • También necesitas tener muy claro para qué lo quieres y si lo quieres por hobbie o para que sea productivo; y de todas-todas, que entiendas que tener un sitio web cuesta tiempo, dinero y esfuerzo, y de esto es algo que podemos hablar en otro post.
  • Para crear y mantener tu sitio web, te remiendo utilizar WordPdress ya que te permite llegar a mantener el contenido de tu sitio sin depender de un programador. También me pongo a tu orden para ayudarte en este sentido

Espero que te sirvan de algo estas palabras “de a centavo”  y me basta con que alguien esté “más claro” en sus dudas o inquietudes en el tema expuesto para darme por bien pagado. Recuerda, mi e-mail y demás datos de contacto están siempre a tu orden.

Saludos.

Deja un comentario